GABRIEL ASTRUC (1864-1938)

gastruc01Astruc convocó a todos sus fantasmas: familiares, amigos, mecenas, conocidos y hasta a sus enemigos. Su diario fue un  testimonio de su vida y de otras vidas, de realizaciones, de triunfos o fracasos donde cada uno de los detalles permitieron la creación de una rica ficción: novelas, obras de teatro, novelones, películas, series televisivas etc. El último bisnieto de Robert Brussel, crítico musical, amigo y colaborador de Astruc, Olivier Corpet, firma un prefacio que lamenta, en términos vigorosos, la falta de reconocimiento público y consideración de quién “todo lo vio, todo lo comprendió, todo lo recordó sobre su tiempo” (Robert Brussel). Como toda  recompensa solo tuvo una sola placa conmemorativa. Eso es todo lo que se valoro de quien escribiera tan interesantes memorias!!
Como Proust, su contemporáneo, Astruc trasmitió todo lo sucedido en su tiempo como un presente continuo. Este mago lleno de energías, estudió en Bruselas, donde su padre, el rabino atraía las multitudes en la sinagoga de la Rue de la Régence. En efecto, el Consistorio Francés, molesto por su anticonformismo, lo había alejado de Francia con la misión de llevar una buena imagen sobre la política de Napoleón III.

Un padre atrayente, influyente, un hijo brillantísimo. Terminados sus estudios en Paris, lo vemos frecuentar diferentes cabarets, uno de ellos el célebre Chat Noir. Alli se le ve en compañía deCharles Cros, del pintor Signac, de Aristide Bruant y de Alphonse Allais. Los músicos del Chat Noir se llaman Debussy, Erik Satie. Astruc no duda en hablar del « Gotha del Cancan Francés”. Para ganarse la vida se convierte en editor de la nueva casa Ollendorf. Un primo, del que se convertirá en yerno, Wilhelm Enoch, le había enseñado los rudimentos de la edición. Parece que Gabriel Astruc era de oro puro, se le ve por todas partes, tiene el olfato para detectar los mejores músicos del futuro, Debussy, Ravel, Dukas, Stravinsky entre otros. De la edición, pasa a la crítica teatral gracias al entrecruzamiento entre sus amistades mundanas. Se codea conMeilhac y Halévy, Sarah Bernhardt. En la trama de sus crónicas, los diarios lo nombran a él, a un Astruc cada vez mas prestigioso lo llaman a él. Sus Memorias están rebosantes de nombres proustianos que se paseaban entre altezas, monarcas y otras noblezas. Nos cuenta de los grandes restaurantes, los cafés a la moda, los lugares donde era necesario hacerse ver. Cocteaulo acompaña al circo Médrano. En Larue, cena con el Príncipe de Galles o Charles Haas, el Swann del “En Busca del Tiempo Perdido”. Frecuenta el café de  Montmartre, donde se encuentra con Toulouse-Lautrec y  Degas « al que su judeofobia lo ciega casi hasta el daltonismo ». En un café de lo mas prestigioso conversa con Eduardo VII, Pierpont Morgan o Vanderbilt.Todos, y también la Reina Elisabeth de Belgique, abrieron sus bolsas para la fundación y creación del teatro de los Champs Elysées en el momento donde Astruc inauguraba la audaz programación del Châtelet, elegido como trampolín para los compositores contemporáneos que hará aplaudir en el Teatro de los Champs Elysées …hasta el hundimiento catastrófico de 1913, a causa de Stravinsky, los Ballets Russes. Al presentarlo provocó el escándalo de los escándalos: laConsagración de la Primavera!!!! Y cargó con la culpa de haberse adelantado demasiado a su tiempo!!!!
De su viaje a los Estados Unidos, Astruc había tomado ideas diferentes sobre la manera de crear un teatro: no fue entendido. Quien trajo y difundió la música negra en Francia ? y quién enseñó a bailar el jazz al modo norteamericano?

El joven Arthur Rubinstein estaba con él, Cocteau y Guitry le ofrecieron sus servicios como diseñadores. Es importante sobre todo señalar al muy extraordinario donante Conde de Camondo (Ver MILIM Nº 2, 3 ,4 ,5 y 6), el amigo más grande de la familia Astruc, el más generoso mecenas de Gabriel. El veneno anti-dreyfusard ejerce su influencia; Drumond y su diario La Libre Parole, tiran de los faldones de Astruc “El que puso en escena esta ignominia  es como por azar un judío y un judío demasiado conocido, el sr. Astruc”  La Acción Francesa se regocija con el « Krachastruc » de 1913.

En sus memorias, Astruc comienza por relatar, con amor y piedad, el recorrido detallado de su padre, descendiente de portugueses llegados a Francia luego de que la Inquisición hubiera quemado un Astruc en 1435.

Una familia brillante a través de los siglos y donde Gabriel Astruc está, a pesar de los sinsabores, dinámico, dichoso, es un creativo lleno de energía que habiendo leído « Un amor de Swann » desde su aparición, está  tan contento que cesa de obsesionarse con su fracaso y se declara curado de la quiebra del Teatro des Champs Elysées.

Cuando leyó sus Memorias, que completó con un artículo escrito en 1930 así como en dos charlas radiofónicas de 1936, refiriéndose a los escándalos de “Salomé” y del “Preludio a la siesta de un fauno” comentó” es suficiente una nada, un cambio de detalle de estilo, demasiados adjetivos, el cambio de una frase y todo ha cambiado” y no solo para bien. Astruc crea una crónica radiográfica de su tiempo; Proust integra un panorama tan completo pero lo organiza para servirse de él: él elige. El primero representa; el segundo pinta. Astruc ha recolectado todo; Proust ha creado todo. Por eso es que Astruc le dijo: “En la vida no hay nada más después de un eterno partido de azar”

Gabriel Astruc: « Le pavillon des fantômes »       Ed. Mémoire du Livre – (1864-1938)

Gabriel Astruc

Nacido en Burdeos en 1864, ejerció la función de director asociado en la casa de ediciones musicales Enoch y CO en París.

En 1902, creó con el editor Pedro Laffitte el estudio Música, del cual se volvió director en febrero de 1907 y del que se ocupó hasta 1910. en paralelo, él había fundado en junio de 1904 una casa de ediciones musicales instalada en el pabellón de Hannover, a la cual agregó, a partir de 1905, a una agencia de conciertos y teatro, la Sociedad Musical.

Entre sus realizaciones, conviene citar la gira de los Conciertos Lamoureux en Alemania, en octubre de 1904, la temporada italiana del Teatro Sara-Bernhardt y el festival Beethoven al Nuevo Teatro bajo la dirección de Félix Weingartner, en mayo de 1905, el festival inglés del London symphony y el festival Mozart al Nuevo Teatro, en enero de 1906, el festival Beethoven-Berlioz al Castillete y a la Ópera en abril-mayo de 1906, la gira de Camille Saint-Saëns en América, en diciembre de 1906, los conciertos históricos rusos a la Ópera y las representaciones de Salomé bajo la dirección de Richard Strauss en mayo de 1907, la temporada de Ópera y Ballet ruso en mayo-junio de 1909 varios años a partir de 1908.

Organizó también galas benéficas y bailes en favor de distintas asociaciones de ayuda.
Unode los hechos mas importantes de Gabriel Astruc sigue siendo la creación del Teatro de los Campos Elíseos; reanudando las gestiones su amigo, Charles Joly, redactor musical al Fígaro, se chocó con la denegación de la Comisión de gobierno de París que rechazó el proyecto de construcción sobre un terreno concedido por la ciudad.

La compra del antiguo hotel de Lillers, avenida Montaigne, permitió no obstante la construcción de este teatro construido por los hermanos Perret y decorado por Bourdelle y Maurice Denis.

Las representaciones de la Consagración de la Primavera de Igor Stravinsky permanecieron especialmente memorables.

Gabriel Astruc redactó sus memorias en su escritorio del Pavillon de Hanovre-, desde de 1927 à 1929, como le había sugerido en 1913 Marcel Proust, que también se había ofrecido ayudarle en esa tarea

One comment

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *