JUSTICIA EN ALEMANIA POR EL ASESINATO DE UNA JOVEN JUDÍA

SOLICITANTE DE ASILO RECIBE CADENA PERPETUA

Ali Bashar, de 22 años, quien vino a Alemania desde Irak junto con su familia en 2015, se hizo amigo de Susanna Maria Feldman a través de su hermano menor.

Tres años más tarde, conoció a la joven en una zona boscosa en Wiesbaden, en el oeste de Alemania, donde ambos vivían. Él la asaltó, antes de violarla y estrangularla hasta la muerte, enterrando el cuerpo en una tumba poco profunda.

La solicitud de asilo de Bashar había sido rechazada en 2016, pero se le había permitido permanecer en Alemania en espera de una apelación. Después del asesinato, usó el teléfono de su víctima para enviarle un mensaje de texto a su madre, fingiendo que la joven se había ido a París con otro hombre.

El cuerpo de Susanna fue encontrado dos semanas después de su asesinato, momento en el cual Bashar y su familia habían abandonado Alemania y habían regresado a Irak. Pero a pesar de que Alemania e Irak no tienen un tratado de extradición, en una operación conjunta días después de que el cuerpo fue encontrado, las fuerzas de seguridad kurdas arrestaron a un joven de 22 años en el norte de Irak y lo entregaron a los comandos alemanes, quienes lo llevaron de regreso al país para enfrentar la justicia.Bashar posteriormente confesó haber matado a Susanna Feldman, pero negó haberla violado, alegando que habían tenido relaciones sexuales consentidas pero que luego había amenazado con llamar a la policía.

Bashar también está acusado de violar dos veces a otra niña de 11 años. El asesinato de alto perfil provocó una gran ira en Alemania, donde la extrema derecha ha intentado utilizar el asesinato para promover políticas contra los inmigrantes. Pero desde el ámbito político, también se han planteado interrogantes sobre el hecho de que la policía alemana no actuó hasta cinco días después de la desaparición de Susanna, sobre cómo Bashar y su familia pudieron huir del país utilizando identidades falsas, y por qué a pesar de que se les había negado la permanencia pudieron residir tanto tiempo como dos años en Alemania.

Al sentenciar a Bashar el juez en el juicio de Susanna Feldman describió cómo el acusado no había “expresado ninguna sincera palabra de pesar”, ni mostrando “ni remordimiento ni empatía”. Describió al acusado como culpable de “asesinato a sangre fría” y consideró que su crimen era de una “gravedad excepcional”, lo que significa que es poco probable que Bashar tenga la oportunidad de libertad condicional dentro de 15 años, como suele ser el caso en Alemania

.En una carta escrita al asesino antes del juicio, la madre de Susanna, Diana describió cómo la muerte de su hija había significado que “parte de mi futuro y mi corazón desaparecieron”. Ella dijo que ya había “recibido cadena perpetua, aunque no soy culpable. Nunca tendré la oportunidad de un perdón.

Fuente: The JC Sunday 28 July 201925 Tamuz 5779

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *