EL DIARIO DEL HOLOCAUSTO QUE ESTUVO SIN LEER DURANTE 70 AÑOS

*El diario de Renia, una chica judía asesinada en Polonia

Tradujo Alicia Benmergui

La adolescente judía Renia Spiegel fue ejecutada en Polonia días después de cumplido 18 años.

Décadas después de que su diario resurgiera en América, finalmente está listo para ser leído por el mundo.

Esta es la historia de una joven judía polaca, Renia Spiegel, que ha sido comparada con Ana Frank por el relato en su diario sobre como vivía una chica judía durante la ocupación nazi de Polonia y que fue asesinada de un disparo en la calle días después de haber cumplido 18 cumpleaños, su libro apareció editado en inglés por primera vez en esta pasada semana.

El diario de Renia, escrito en 700 páginas, comenzó en enero de 1939, cuando tenía 15 años, y terminó el último día de su vida, el 30 de julio de 1942, cuando fue ejecutada por soldados alemanes. Las últimas líneas en el diario están escritas por su novio, Zygmunt Schwarzer, quien terminó con el relato de su muerte y la de sus padres: “¡Tres disparos! ¡Tres vidas perdidas! Todo lo que puedo escuchar son disparos, disparos”.

La madre de Spiegel, Roza, y su hermana menor, Ariana, sobrevivieron a la guerra y se mudaron a América. En la década de 1950,  Schwarzer, quien había sobrevivido a varios campos de concentración, las localizó y les dio el diario de Renia. Ni Roza ni Ariana pudieron leerlo y el diario quedó “archivado”, dijo la hija de Ariana, Alexandra Bellak, hasta que decidió enviarlo para su traducción.

El diario comenzó así en 1939: “¿Por qué decidí comenzar un diario hoy? ¿Ha ocurrido algo importante? ¡No! Solo quiero un amigo

“Me di cuenta de lo importante que era, no solo para mí, para saber más sobre mi pasado, sino también para que el mundo viera lo significativo que era este diario”, dijo Bellak. “Fue muy conmovedor. Te rompe el corazón y te estremece porque sabes cómo termina la historia, pero también  porque su escritura es muy hermosa”. Ella era tan madura, tan reflexiva e introspectiva. Te trasmite la vida de una joven que está en la pubertad, que se enamora de su primer novio y que tiene pequeñas riñas con su hermana. Ya ves lo inteligente que es; hace referencia a filósofos,  músicos y compositores clásicos, es bastante sorprendente. Con el auge del antisemitismo y el nacionalismo, aquí y en el extranjero, es más oportuno que nunca”…  

Alexandra y su madre le mostraron el diario al cineasta Tomasz Magierski, quien se conmovió tanto que decidió hacer una película sobre Renia. Magierski también contribuyó a que el libro se publicara en polaco. Este verano, Ariana también llegó a un acuerdo con St Martin’s Press para que el diario de su hermana se publicara en inglés, junto con su propia historia de supervivencia. Esta semana, un extracto del diario se publicó por primera vez en inglés en la revista Smithsonian.

“Los lectores naturalmente comparan el diario de Renia con el de Ana Frank”, escribe el periodista Robin Shulman en la revista. “Renia era un poco mayor y más sofisticada, y escribía con frecuencia tanto en poesía como en prosa. Ella también estaba viviendo recluida. Leer tan diferentes relatos de primera mano nos recuerda que cada una de las millones de víctimas del Holocausto tuvo una experiencia única y dramática. “En un momento en que el Holocausto ha retrocedido tanto en el pasado que incluso los sobrevivientes más jóvenes son ancianos, es especialmente fuerte descubrir una voz juvenil como la de Renia, que describe los eventos en tiempo real”.

“¿Por qué decidí comenzar un diario hoy? ¿Ha ocurrido algo importante? ”Spiegel escribe en la traducción del Smithsonian, por Anna Blasiak y Marta Dziurosz. “¡No! Solo quiero un amigo Alguien con quien pueda hablar sobre mis preocupaciones y alegrías cotidianas. Alguien que sentirá lo que yo siento, creerá lo que digo y nunca revelará mis secretos”.

El diario muestra a una chica con obsesiones típicas de las adolescentes, ya sean sus compañeras de clase (“la siguiente chica en nuestra fila es Belka: gorda y robusta como 300 demonios”), maestras o primeros besos. Llena de poesía, también muestra a una niña que extrañaba desesperadamente a su madre: en ese momento, Renia y Ariana vivían en Przemyśl con sus abuelos. Cuando estalla la guerra, Renia describe la creación del gueto en el que están confinados y la deportación de miembros de su comunidad. El 26 de junio de 1941, escribe sobre “días horribles en el sótano”; unos días después, le cuenta a su diario cómo tendrá que comenzar a usar un brazalete blanco. “Para ti siempre seguiré siendo la misma Renia, pero para otros me convertiré en alguien inferior: una chica que lleva un brazalete blanco con una estrella azul. Seré una judía”.

.”Recuerda este día; Recuérdalo bien “, escribió el 15 de julio de 1942.” Le dirás a las generaciones venideras. Desde las 8 de la mañana hemos estado encerrados en el gueto. Vivo aquí ahora. El mundo está separado de mí y yo estoy separada del mundo “. “Dejar el gueto sin un pase”, escribe, “es punible con la muerte “.

En el interior, solo están nuestra gente, algunos muy cercanos, otros muy queridos. Afuera, hay extraños. Mi alma está muy triste. Mi corazón está lleno de terror “, escribe, y luego pidió ayuda:” Israel, sálvanos, ayúdanos. Me has mantenido a salvo de balas y bombas, de granadas. ¡Ayúdame a sobrevivir! Y tú, mi querida mamá, ora por nosotros hoy, ruega mucho. Piensa en nosotros y que tus pensamientos sean bendecidos. ¡Mamá! La única y más querida,  llegan tiempos tan terribles. Te amo con todo mi corazón. Te amo; Estaremos juntas otra vez”.

Su hermana, ahora de 87 años, dijo que nunca vio a Renia escribir en su diario cuando estaban creciendo. “Ella debe haber estado escondiéndolo”, dijo Ariana. “Ella era muy cariñosa conmigo porque mi madre no estaba allí y mi abuela era vieja, por lo que mi hermana era una especie de super mamá. Era una niña brillante, la presidenta de su club literario en la escuela. Solíamos vivir en la finca de mi papá en el campo,  a ella le encantaba el canto de los pájaros,  le gustaban los árboles y el viento… Creo que tenía un alma sensible que le permitía sentir las cosas con mucha profundidad”

Ariana solo se enteró del diario cuando Schwarzer llegó con él a Estados Unidos. “No pudo haberlo guardado, porque su hijo nos dijo que estuvo en muchos campos. Pero se lo debe haber dado a alguien. Encontró a mi madre. Entró y dijo: ‘Este es el diario de Renia’ y se lo dio a mamá “, dijo. “Mi hermana fue el amor de su vida.

Su madre lo escondió en una caja fuerte y, cuando murió, Ariana no supo qué hacer con él. Lo dejó ahí hasta que Alexandra le dijo que “valía la pena que el mundo lo conociera”. Ahora ha leído la parte del diario publicado en el Smithsonian. “Nunca pude leerlo antes”, dijo. “Comencé a enfermarme. Es una historia terrible”. “Tomasz [Magierski], se interesó tanto cuando vio el diario que no pudo dejar de leerlo durante la noche”, dijo Ariana. “Es una historia tremenda para [Renia], y para todos los demás. Ella tuvo la premonición de que tal vez no viviría,  lo menciona [en el diario]. Y ella murió tan joven a los 18 años. Eso es.”

Fuente:
The Guardian Alison Flood.Viernes 9 de noviembre de 2018

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *