FALLECIÓ AHARÓN APPELFELD – Destacado novelista israelí

Muere a los 85 años el jueves 4 de enero

Aharon Appelfeld, un destacado novelista israelí y sobreviviente del Holocausto, murió a la edad de 85 años.

Appelfeld, autor de libros como Badenheim 1939 y Blooms of Darkness, nació en 1932 en Jadova, en Rumania, ahora parte de Ucrania. En 1941, cuando tenía nueve años, la madre de Appelfeld fue asesinada y él fue deportado a un campo de concentración en la región de Transnistria, donde fue separado de su padre. Tratando de escapar, se escondió durante tres años antes de unirse al avance de las fuerzas soviéticas como un joven cocinero.

En 1946, pudo emigrar a la Palestina del  Mandato Británico, que se convertiría en Israel dos años más tarde.

Aunque el Appelfeld solo comenzó a aprender hebreo a mediados de la adolescencia, se convirtió en uno de los principales autores del idioma hebreo de Israel, ganando el premio Bialik de 1979 por la literatura y el premio de Literatura de Israel en 1983.

En 1997, fue nombrado miembro honorario extranjero de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias.

El padre de Appelfeld también sobrevivió a la guerra, algo que descubrió casi dos décadas después de ser separado de él por la fuerza en los campos. Nunca escribió sobre la reunión, pero la describió en 2000 durante una entrevista con Michael Gluzman en el diario Mikan: “Vi el nombre de mi padre en la lista de la Agencia Judía, y no sabía si era padre o no. Pregunté dónde estaba. Me dijeron que estaba en la ma’abara (campo de tránsito de inmigrantes) en Be’er Tuvia.

En Be’er Tuvia me dijeron que estaba trabajando en el naranjal. Ya había estado en Be’er Tuvia durante 10 días, encontró un trabajo y estaba trabajando como recolector de fruta. Voy a la arboleda y pregunto dónde está, me dicen, ‘En ese árbol’. Veo una escalera, y en la escalera se encuentra un judío muy viejo.

Me dirijo a él en alemán y le digo: ‘¿Herr Appelfeld?’ y él baja la escalera, me mira y no puede decir una sola palabra, solo las lágrimas corren por su rostro. “Y durante un día entero no pudo decir una palabra, solo este terrible llanto.

 Él no me dice que él es mi padre, no le digo que soy su hijo”. “Hasta el día de hoy no puedo hacer nada con eso. Me hace llorar, no es algo de lo que pueda hablar. No puedo. Aún no. Tal vez dentro de 20 años pueda tocar este fuego”.

Los dos hombres pasaron dos décadas juntos después de su reunión. Appelfeld, quien falleció temprano el jueves por la mañana, es sobrevivido por su esposa y tres hijos.

Por ALICIA BENMERGUI

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *