¿Qué debemos hacer de la próxima visita de Netanyahu a Ámerica Latina?

                                   

Las relaciones entre América Latina e Israel están a punto de recibir un impulso importante. Por primera vez desde la fundación del Estado judío en mayo de 1948, su primer ministro en funciones visitará la región. El lunes, el primer ministro Benjamín Netanyahu inicia su planeada gira por Argentina, Colombia y México.

Benjamín Netanyahu

El objetivo de esta visita histórica es fortalecer la ya cercana y multifacética relación de Israel con una región de creciente importancia mundial. En sus reuniones con los presidentes Mauricio Macri, Juan Manuel Santos y Enrique Peña Nieto, se espera que Netanyahu firme acuerdos de cooperación en inversiones, comercio, seguridad, desarrollo agrícola, tecnología, medicina y gestión del agua.

El momento de esta visita, antes de la sesión de apertura de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, tiene un significado especial. En noviembre se cumplirá el 70º aniversario de la aprobación por la Asamblea General de la resolución 181, en la que se recomendaba la partición del mandato británico de Palestina, que constituiría el marco jurídico para la creación del Estado de Israel. Trece de los 33 países que votaron a favor fueron latinoamericanos.

Este año también se conmemora el 25 aniversario del atentado terrorista perpetrado por Irán y Hezbollah, que destruyó la embajada de Israel en Buenos Aires. Este ataque, junto con el bombardeo de 1994 del centro de la comunidad judía AMIA de la ciudad, puso a Argentina y América Latina en el mapa del terrorismo islámico, un flagelo con el que Israel ha estado luchando durante décadas.

Mauricio Macri

Pero sobre todo, Netanyahu pretende solidificar años de mejora significativa en las relaciones diplomáticas entre Israel y varios países de la región. La elección de Macri en 2015 ha tenido un impacto positivo en las relaciones de Israel con la Argentina, y los efectos de este pivote se han extendido a otros países como Brasil, que aún ejerce influencia regionalmente. Argentina, que es también el hogar de la mayor comunidad judía de América Latina, será la primera parada de Netanyahu.

Mientras tanto, Colombia e Israel han sido aliados durante varios años. Israel ha sido un recurso invaluable para Colombia en su lucha contra las FARC y los cárteles de la droga. Además, los asesores israelíes han desempeñado un papel importante en el proceso de paz en Colombia y han colaborado en la detección y remoción de minas terrestres. A su vez, Colombia ha mantenido una postura amistosa hacia Israel en las organizaciones internacionales. Y Colombia recientemente aprobó un acuerdo bilateral de libre comercio con Israel que promete aumentar el comercio significativamente. 

Enrique Peña Nieto

En el caso de México, asuntos de negocios. Israel es el mayor socio comercial de México en Oriente Medio, y el segundo mayor inversor extranjero, después de Estados Unidos. El comercio bilateral entre Israel y México asciende a 700 millones de dólares anuales. 

Aquellos que han trabajado durante años para profundizar los lazos entre Israel y América Latina y para promover relaciones constructivas entre el hemisferio occidental y el Estado judío basado en valores e intereses compartidos son optimistas.

En términos más generales, esta gira forma parte de la gran estrategia de Netanyahu destinada a fortalecer los lazos con las regiones del mundo que hasta ahora han estado en la periferia de la atención diplomática de Israel. Netanyahu ha visitado y forjado relaciones más fuertes con países de África, Oceanía y el sudeste de Asia-India en particular. Lo siguiente es América Latina.

Pero persisten los desafíos. Mientras que la cooperación y el comercio entre Israel y América Latina están prosperando, los países latinoamericanos generalmente se unen a la mayoría en votar contra Israel en la ONU. Hay, sin embargo, signos de cambio, aunque tibio. Argentina y México han cambiado sus votos tradicionales contra Israel por abstenciones. Además, a principios de este año, Nicaragua restableció sus relaciones diplomáticas con Israel.

Juan Manuel Santos

El deseo de los países latinoamericanos de cooperar con Israel es inequívoco. “Israel es uno de nuestros principales socios en lo que se refiere al refuerzo de la democracia”, dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a Haaretz durante su reciente visita a Jerusalén. “Estamos buscando consolidar vínculos estratégicos en varios de los programas de la organización, incluyendo capacitación en negocios, innovación tecnológica, educación y seguridad, con énfasis en el esfuerzo contra el ciberterrorismo”. Los presidentes de Paraguay, Guatemala y Honduras expresaron opiniones similares durante sus visitas a Israel el año pasado.

Esta relación evolutiva tiene el potencial de beneficiar tanto a Israel como a las naciones latinoamericanas. Esto podría, de hecho, ser sólo la primera de muchas más visitas a América Latina por parte de un primer ministro israelí.

read more:
http://forward.com/scribe/382087/what-should-we-make-of-netanyahus-upcoming-visit-to-latin-america/

Dina Siegel Vann

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *