Una ciudad italiana conmemora un momento perdido en la historia judía

THE JEWISH CRONICLE Por Rosa Whitehouse 13.4.2017

En Grugliasco, a las puertas de Turín, entre 1945 y 1949 fueron alojados y asistidos miles de judíos, en este caso 2.000, la mayor parte de ellos oriundos de Europa centro oriental. Y estos ha sido conmemorado en la actualidad

Grigliasco Italia

En los suburbios de Grugliasco, cerca de Turín, en el norte de Italia, una multitud de cerca de 100 personas se reunió a principios de este mes para conmemorar un capítulo olvidado de “la historia judía de la ciudad”. Entre aplausos fue retirada la bandera italiana que cubría la placa de honor delante de un grupo de edificios municipales y universitarios.

La placa muestra una imagen en sepia de ocho niños y cuenta la historia de unos 2.000 sobrevivientes del Holocausto que vivían en este antiguo hospital psiquiátrico entre los años 1945-49, cuando era conocida como Campo de desplazados 17.

Cuatro de esos chicos, ahora jubilados, que habían regresado a Grugliasco para la ceremonia, apenas podían contener su emoción. Felicia Cera había venido de Israel. Sus padres, que eran primos, eran los únicos supervivientes de sus familias. “ Se fueron a casa, a Rumania en busca de sus familiares y se encontraron uno al otro!” Dijo ella, paseando con sus dos hijas más allá de un área del antiguo hospital que ahora alberga perros enfermos y un jabalí, parte de la sección veterinaria de la Universidad de Turín.

 Los padres de Felisa Cera  fueron dos de los 70.000 sobrevivientes de la Shoá que pasaron por Italia después de la guerra. Habían llegado caminando a través de los Alpes para llegar aquí. “ Mi madre siempre hablaba de Grugliasco, ”dijo Felisa Cera “ y cómo, a pesar de que sus vidas eran difíciles, los italianos compartieron todo con ellos. Venir aquí es como cerrar el círculo en la historia de nuestra familia.”

Peter Tannenbaum, un matemático que ahora vive en California, dijo que sus padres nunca hablaron de su vida en la época de la guerra en Budapest, “pero siempre hablaron de Grugliasco. Fueron  muy felices aquí y la experiencia les dio la capacidad de mirar hacia el futuro nuevamente.”

Jaim Frenkel, de Haifa, agregó que aunque él y sus padres nacidos en  Polonia estuvieron  aquí sólo por seis meses, este había un “momento importante” para ellos. Rebosante de emoción, dijo: “Grugliasco era un enlace diminuto en la historia de mi familia y del pueblo judío. Me sorprende que signifique  tanto para la gente de aquí. ”

Roberto Monta, el alcalde de Grugliasco, con su banda presidencial, dio la bienvenida a los invitados. En aquel momento, dijo, la ciudad tenía una población de sólo 5.000 personas por lo que los 2.000 judíos eran una presencia importante. Cuando se fueron, sin embargo, la historia del campo 17 fue completamente olvidada.

Marie Therese de Palma, la archivista municipal, una de los organizadores de la ceremonia, descubrió lo que había sucedido allí cuando recibió una solicitud de un certificado de nacimiento. Ella se sorprendió al descubrir un archivo olvidado con los detalles de 220 sobrevivientes. “

 Hoy en día, el Alcalde Monta está orgulloso de que Grugliasco se haya hecho cargo de 10 refugiados africanos. “Es una historia de esperanza. La historia tiene que ser un elemento dinámico del  presente”

Traducción
Alicia Benmergui
 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *