Comunidad Judía de Metz, Francia

metz01 La comunidad judía de Metz se caracteriza por su antigüedad y su tradición espiritual.  

Se conocía la existencia en los años 350 de un obispo Simeón, que sería un judío converso, pero debemos recordar que recién podemos hablar de la presencia de una verdadera comunidad judía en esta villa de Metz, en el Siglo IX .

Y es precisamente en Metz donde nació en 960 Rabí Geshom, un ilustre talmudista cuyo enorme prestigio le valió el título de “La Luz del exilio”, constituyéndose en el líder espiritual de los judíos de su tiempo. Sus decisiones, como en el caso de la prohibición de la poligamia en Europa, brillan aún con toda la luz irradiada por su espíritu ético.

En el año 1096, durante la Primera Cruzada. la comunidad fue destruida y no hubo más judíos en Metz, hasta un siglo más tarde.

Estos eran poco numerosos y se los expulsó en 1385, pero poco a poco retornaron y volvieron a instalarse. Uno de estos judíos, fue quemado vivo, bajo la acusación de “haber profanado la hostia”. Cuando Metz se convierte en ciudad francesa en 1522 se podían contar no más de tres familias judías residiendo en la villa.

En1567 algunos judíos solicitan autorización para establecerse. En 1574 el Rey Enrique III les concede determinados privilegios, lo cual constituye un aliciente  para el arribo de numerosas familias. A principios del Siglo XVII ya existían 58 familias. El clero y los comerciantes criticaban duramente su establecimiento y su rápido crecimiento, y la insistencia en su credo. La permanencia en la ciudad fue entonces prohibida a los judíos extranjeros; aquellos que ya vivían, tendrían que hacerlo en un barrio especial. La construcción de la primera sinagoga data de 1619.

 Luis XIII confirma en 1632 esos privilegios y cuando Luis XIV acompañado de su hermano, visita Metz, vuelve a confirmar los ya otorgados a los judíos. El Rey visita la sinagoga “con pompa y brillo”. Acuerda también el derecho a residir a 96 familias judías nuevas

 Es en Metz donde explotará en 1669 el “affaire Rafael Levy”, este fue acusado de asesinato y posteriormente quemado vivo, este hecho dará lugar a numerosas persecuciones y acusaciones, pero el Rey y sus ministros no modificaran sus buenos sentimientos hacia la comunidad judía de Metz. Luis XV confirmará los privilegios en 1716, Luis XVI actuará de la misma forma en 1777. Pero les fueron impuestos numerosas restricciones: no podían tener el derecho a convertirse en propietarios de inmuebles o de negocios en el exterior del guetto, debían usar un sombrero de color dorado y les estaba vedado salir del guetto los días domingos y los días de fiestas cristianas. Igualmente les estaba prohibido ejercer las profesiones liberales a pesar de que en 1746 se les había otorgado el derecho de estudiar medicina.

La comunidad de Metz estaba administrada y organizada de una manera muy particular. Para tener la certeza de que sería dirigida con imparcialidad, elegía sus rabinos en Alemania ó en Polonia.

En 1759 se les otorga a los rabinos el derecho de ocuparse de los asuntos civiles. En 1743 la comunidad fue obligada a enviar al parlamento una traducción de sus leyes religiosas, pero esto fue dejado sin efecto en 1782. Durante la vida comunitaria, el lugar más importante estaba dedicado a la enseñanza religiosa. Un gran número de rabinos se sucedieron en esta tarea y su autoridad se extendía hasta Alemania y Polonia, podemos citar aquí a los rabinos Moisés Cohen Narol (1649-59), Jona Frankel (1660-69) de Praga, Guerson Oulif (1670 -93), Gabriel Eskelis (1694-1703) de Cracovia, así como también Moisés May, quien fue el primer impresor judío de Metz. Entre los rabinos famosos que ejercieron su ministerio en Metz, es necesario citar a Jonatán Elbechitz y sobre todo a Arieh Loew, autor de ” Schaagath Arieh ” cuya reputación era enorme entre los estudiantes de la Tora. Su lápida se encuentra aun en el cementerio de Metz.

El Conde de Provence, el futuro Rey Luis XVIII, quien al igual que lo había hecho Luis XIV, concurrió a la Sinagoga de Metz, fue recibido por el ilustre Arieh Loew, quien como expresamos antes era el judío más destacado por lo profundo de sus conocimientos. “A aquellos que se asombran de los elogios que yo he hecho, el futuro Rey Luis XVIII responde: judíos ó cristianos, que me importa! yo honro el conocimiento universal cuando este se me ofrece”. El primer rabino de Alsacia reconocido por las autoridades, fue Aron Works, y era originario de Metz.

Se sabe que las opiniones del Abate Gregoire, (Cura de Embermenil, destacado personaje de la época, quien defendió al judaísmo) jugaron un rol importante para la Emancipación de los judíos de Francia.

En 1829 se establece por decreto del Ministerio del Interior, la Escuela Rabínica, que formaba rabinos para todas las comunidades, recién en 1859 esta escuela fue transferida y establecida en París, en la calle de los judíos, en pleno centro de la ciudad, también sede del emplazamiento de la primera comunidad en la calle “Rabino Elie Bloch”, así llamada en recuerdo de un joven rabino, guía de la juventud de Metz, muerto junto a su mujer y su hijo durante la deportación. Frente a la puerta de la sinagoga, esta el nombre del poeta Gustave Kahn nacido en Metz.

 Los archivos departamentales y los de la Biblioteca Municipal de la ciudad, conservan aun documentos importantes sobre la historia de los judíos de Metz y de la región, particularmente en el Memorial donde se hallan guardadas las historias de las personalidades judías de los siglos XVII y XVIII, asimismo se encuentran los archivos del proceso de Rafael Levy, quemado vivo, y de los Documentos referentes al gran Sanhedrín de 1807, una carta de Lafayette del año 1792 a favor de judíos y numerosos documentos.

La actual sinagoga fue inaugurada en 1850. La anexión alemana de 1870 implicó la partida de muchas familias judías para Francia, pero desde principios del siglo XX comenzaron a llegar judíos de Europa Central, inmigración que aumentó considerablemente luego de la firma del Armisticio de 1918.

Lamentablemente, durante la ocupación nazi se produjo la deportación y muerte en los campos de exterminio de más de 2000 hombres, mujeres y niños. Entre los rabinos de este siglo, es necesario evocar la memoria de Nathan Netter- Gran Rabino en Metz durante más de 50 años y de Elie Bloch que era el rabino de la juventud y que como dijimos antes murió con su esposa y su niño durante la deportación.

Después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, se reconstituyó la comunidad debido a la llegada de judíos del Norte de Africa en los años 60.


SINAGOGA

*Descripción de la nueva sinagoga

metz02A principios del siglo XIX, la población judía de Metz comenzó a aumentar rápidamente. Las sinagogas existentes eran ya demasiado pequeñas y la antigua sinagoga comenzaba a  deteriorarse. La población judía de Metz en 1842 era de 2400 almas. A partir de 1839, el Consistorio se pronuncia a favor de la construcción de una nueva sinagoga. En 1841, el Ayuntamiento decide reparar la antigua sinagoga que amenazaba con caerse en ruinas. El Ayuntamiento deseaba también demoler esta fachada de tal modo que lo alineara con relación a la calle, lo que aún habría reducido aun más el tamaño de la sinagoga. En 1842, un decreto del alcalde pidió el cierre de la antigua sinagoga debido al peligro de derrumbe. Se obtuvieron algunas autorizaciones para las celebraciones de las fiestas hasta 1844, fecha del cierre definitivo de la antigua sinagoga y su demolición parcial así como de la del baño ritual, El Consistorio de Metz en un informe de 1842 examina los distintos problemas que plantea la construcción de una nueva sinagoga. Estos problemas son en primer lugar financieros. En efecto la Comunidad de Metz debía rembolsar las deudas de los impuestos del Antiguo Régimen, en particular, el famoso impuesto Brancas cuyo reembolso no se acabó hasta el año 1851, debía también mantener la escuela rabínica. El Consistorio considera que tres cuartas partes de los judíos eran pobres. Preocupaba también  la tibieza religiosa de la población judía y no querían por lo tanto poseer un edificio muy grande.

* Proyectos de construcción

El Anuario del Mosela de 1850-51 nos da una descripción de la nueva sinagoga: “El templo tiene 40 metros de longitud sobre 20 metros de anchura;” es elevado del suelo, y se compone de una nave y de lados precedidos de un porche con tres dobles puertas que sirven de entrada a los hombres. Sobre los lados hay dos filas de galerías y tres sobre el porche, destinadas a las mujeres, con dos entradas particulares. La nave tiene 13 metros, 85 centímetros de altura bajo el entablado en madera, la fachada principal tiene cinco grandes columnas Las puertas del Arca  se cubren de una colgadura en terciopelo roja, de un espléndido bordado en oro notable por su dibujo y su ejecución (hay que tener en cuenta que esta colgadura, o parochet, existe siempre). Las puertas del Arca, interiores y exteriores fueron decoradas con una pintura al oro de muy buen gusto. El interior de este monumento estaba iluminado por 400 quemadores de gas colocados sobre candelabros de cobre bizantino; el efecto de estas luces es mágico. “La sinagoga de Metz Arielle Muller, tiene una serie de elementos simbólicos dentro de la arquitectura sinagogal” Presenta ocho arcos a lo largo y tres arcos a lo ancho lo que hace veintidós arcos que corresponden a las veintidós letras del alfabeto hebraico que sirven para expresar las alabanzas a Dios. Hay dos hileras de doce luces, correspondiendo a las doce tribus. Delante del Arca, hay un círculo de seis rayas blancas y negras correspondiendo a los seis días de la creación y a las seis direcciones del universo hacia las cuales los sacerdotes presentaban las ofrendas al Templo de Jerusalén (se encontraba este mismo símbolo en la antigua sinagoga de Vantoux) Tres escalones más altos, hay un círculo de diez rayas  que corresponden a las diez palabras de la creación y a las diez órdenes divinas. Los círculos son también el símbolo de lo que es sin principio y sin final, es decir, de Dios.

*La inauguración

La inauguración, se realizó el 30 de agosto de 1850 a las13 hs. El Consistorio completo así como las autoridades de la sinagoga fueron a buscar a las autoridades a la prefectura. Entre estas autoridades figuran el prefecto y su consejo, el alcalde y sus suplentes, varios generales y oficiales superiores, el Fiscal General y de los magistrados, de notables de Metz así como sus esposas. El Consejo general en sesión, suspendió la misma para unirse a la comitiva. Ésta, estaba precedida por la guardia nacional. La comitiva fue recibida a su llegada por el gran rabino del Consistorio central, Comercial Ennery, del gran rabino de Metz, Mayer Lamberto, y del rabino de Dijon nativo de Metz, Charleville. Éstos encabezaron la comitiva seguidos porque quienes portaban los Rollos de la Torah, ricamente adornados que pertenecían a las distintas sociedades. A la entrada de la sinagoga estaban el celebrante y un gran número de jóvenes muchachas vestidas de blanco, que lanzaban pétalos de flores.Todas las luces estaban encendidas adentro. La sinagoga estaba llena; numerosos judíos originarios de Metz estaban presentes. Las tropas presentaron las armas y se escucharon los sonidos de los tambores. El Diario de Metz da cuenta de la presencia de jefes árabes de paso en Metz que asistieron con mucha atención a la ceremonia. Los periodistas presentes oyeron los discursos de los grandes rabinos de París y Metz. Los Archivos Israelíes califican el discurso del gran rabino Ennery de paternal y sin pretensiones. Este discurso es sensible y tolerante. La ceremonia duró dos horas y fue seguida de una comida ofrecida por el Presidente del Consistorio, asistieron al prefecto, al alcalde, al arquitecto, varios miembros de la Academia Nacional así como los notables de la Comunidad de Metz. A principios del siglo XX, comenzó a desarrollarse un proyecto de una nueva sinagoga más céntrica. El barrio tenía mala reputación y la mayoría de los judíos lo habían abandonado. Un terreno fue cedido por la ciudad en 1906. Este proyecto fue abandonado en 1918 por factores económicos, solamente se hicieron las reparaciones necesarias. En 1925 se efectuaron algunos trabajos importantes. Durante el período nazi, se deterioró la sinagoga que luego fue preservada. Figura actualmente entre los Monumentos Históricos, la sinagoga aparece en toda su belleza por la noche, magníficamente realzada por su alumbrado.  


metz03Sinagoga de Metz

Synagogue Centre Communautaire

39, rue du Rabbin Elie Bloch
57000 METZ
Grand Rabbin Bruno FISZON

Téléphone : +33 (0)3) 87 75 04 44

One comment

  • Célica Cabrera Sánchez

    Bonjour

    J’habite en Metz, il y a un mois que je suis arrivée en France. Je suis étudiante et je suis mexicaine.

    Quand j’étais au Mexique, j’allais à une synagogue. Alors j’aimerais bien aller à votre synagogue les Shabath pendant ma séjour en Metz.

    Est-ce que c’est possible, s’il vous plaît ?
    Je peux vous envoyer plus d’informations, mon téléphone est : +33 0767016942

    Dans l’attente de votre réponse, je vous prie d’agréer, Madame, Monsieur, l’expression de mes respectueuses salutations.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *