”CUATRO HERMANAS” UN FILM DE CLAUDE LANZMAN

FESTIVAL DE CINE DE NEW YORK   55° ANIVERSARIO

El Festival de Cine de Nueva York, que en su 55° aniversario se presentó como siempre en el Lincoln Center, es siempre una experiencia judía. Por ejemplo, el año pasado, el festival presentó el documental The Settlers, una mirada incisiva a uno de los temas más polémicos de Israel.

Este año el contenido más judío se presentó en la sección de eventos especiales del festival, con la proyección de “Las Cuatro Hermanas” de Claude Lanzmann, que tiene ahora 91 años, y es el directos que se ha hecho muy famoso por su importante documental Shoah, que se estrenó en 1987 y duró más de nueve horas. En lugar de recrear la historia con una narrativa ficticia o intentar recrear las vidas de los supervivientes que entrevistó, el estilo de Lanzmann siempre ha sido dejarlos hablar por sí mismos. Sus historias son inmensamente poderosas (comprensiblemente), y ahora Lanzmann regresa con la presentación de cuatro nuevas entrevistas que completan las realizadas las décadas anterioress: piezas complementarias para su documental Shoah.

La idea de que nunca habrá demasiadas historias del Holocausto nunca se sintió más verdadera que en Four Sisters: The Hippocratic Oath, la única de las cuatro películas proyectadas para la prensa antes de la proyección pública de la serie.  Es simplemente una entrevista filmada entre Lanzmann y la sobreviviente Ruth Elias. Sin embargo, es mucho, mucho más que eso. Ruth, que nació en Checoslovaquia en 1922, vivió con su familia durante varios años al comienzo del Holocausto antes de ser enviada a Theresienstadt, y más tarde a Auschwitz.

Lo que diferencia a la historia de Ruth de las otras, también horribles, es que ella tuvo una relación muy estrecha con Josef Mengele, quien realizó experimentos con ella después de que diera a luz un bebé. No es fácil escuchar a Ruth contar esta historia. ella trasmite una confianza tranquila, habla en inglés durante toda la entrevista y elocuentemente recuerda los horrores que sufrió durante ese tiempo. También comparte recuerdos positivos de su infancia y, lo más conmovedor, de la amistad que ha hecho con la mujer que ahora considera su madre, una médica del campamento cuyo valiente acto le da título a la película.

Con muchas películas nuevas usando estilos de vanguardia y técnicas inteligentes para trasmitir sus ideas, resulta sorprendentemente gratificante ver esta película sencilla y simple, que también parece granulada (esta entrevista se realizó en la década de 1970) y que no es siempre fácil de entender. Sentado cerca de ella, Lanzmann aparece de vez en cuando mientras hace una pregunta o hace un seguimiento de algo que ha dicho, escuchando atentamente, como el público. En ningún momento interpreta o trata de inducirla a profundizar sobre un tema dado; esta es su historia y todo lo que él desea hacer es que la comparta. Incluso se sienta mientras toca su acordeón a piano con una pasión impresionante, recordando canciones de su infancia en checo y en hebreo..

La resiliencia de Ruth se muestra en su sobrevivencia del Holocausto y la construcción de una nueva vida en Israel. Las otras tres películas de esta serie, que muestran a mujeres de cuatro áreas diferentes de Europa del Este, seguramente serán igualmente poderosas. Esta es la producción de documentales en su forma más pura, y esto se siente porque cobra mayor importancia ahora que los sobrevivientes están envejeciendo y las historias del Holocausto se están convirtiendo en parte del pasado. Entre los espectadores también  se hallaba presente Steven Spielberg.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *