MONTPELLIER: UN ANTIGUO REFUGIO PARA LOS JUDÍOS

Tradujo Alicia Benmergui

       

En esta historia que queremos contarles seguramente muchos no conocerán el formidable debate en el que participaron estas importantes academias rabínicas que  participaron en la disputas que tuvo lugar también en el Aragón y Castilla entre seguidores y enemigos de Maimonides.

En la ciudad de Montpellier detrás de las fachadas de las viviendas del siglo XVIII se encuentran los restos de un excepcional complejo de viviendas judías, que testimonia el lugar que ocupó la comunidad judía en la historia medieval de Mon tpellier. Montpellier es una de las pocas ciudades de Europa y del Mediterráneo que puede dar fe, desde su fundación, de la presencia de una comunidad judía.

Perseguidos en otros sitios, los judíos se establecieron en Montpellier. Gracias a su contribución, la ciudad prosperó y se convirtió a principios del siglo XII en el hogar intelectual de los eruditos judíos que se hallaban entre los más brillantes del mundo occidental.

En el corazón de lo que fue el barrio judío (rue de la Barralerie), la mikveh medieval del siglo XIII se encuentra entre las más antiguas y mejor conservadas de Europa. El agua subterránea sale de un orificio, o gárgola, que permite su paso. Los judíos vivieron en este vecindario, alrededor de esta extraordinaria y hermosa mikveh cuya agua, ocho siglos después, permanece tan pura como el primer día.

Venidos de Andalucía, los eruditos judíos se establecieron en el norte de Egipto o en el sur de Francia. Mantenían intercambios entre ambas orillas del Mediterráneo. A partir de entonces, la cultura andalusí de fuerte impronta árabe, alimentada por las ciencias antiguas y griegas, floreció en Languedoc y en ella,  Montpellier llegó a ocupar un lugar central.

La notoriedad de los intelectuales judíos o “Sabios del Mont” es considerable. Benjamin de Tudèla, rabino viajero de Navarra, describe a Montpellier como la ciudad “donde se hallan los mejores eruditos de nuestro tiempo”. La ciudad es un oasis de tolerancia y diálogo. El señor de Montpellier Guilhem VIII, en 1118 estimuló “a cualquier persona sin distinción de origen para enseñar medicina en Montpellier en plena libertad y para mantener la escuela”. Este edicto facilita la implantación de los judíos y alentó el dinamismo de la enseñanza de la medicina.

La historia de la comunidad judía de Montpellier

En la Edad Media, Montpellier era parte de la Provenza y entonces Tsarfat designó el norte de Francia. La zona tiene un rico pasado judío muy antiguo, incluyendo las ciudades de Narbona, Montpelliera, Nimes, Perpignan, Lunel, Posquières – Corriente de Vauvert)… Allí habían estado las famosas academias donde enseñaban  conocidos rabinos en la Edad Media.

La presencia judía en la ciudad de Montpellier es probablemente tan antigua como la ciudad (creada en 985). En su testamento (1121), Guilhem V, señor de la ciudad, prohíbe a sus herederos designar a judíos como funcionarios de la justicia. Los restos de edificaciones destinadas al culto judío, algunos de los más antiguos de Europa, se encuentran en el centro de la ciudad, cerca de la Prefectura. Datan de doce o catorce siglos.

Incluidos como Monumentos Históricos en 2004, incluyen una mikveh, una sinagoga (más de 10 metros de frente) y edificios auxiliares (casa de estudios), de l’Aumône). Están siendo restaurados en el corazón de la ciudad (rue de la Barrale). La miikveh puede ser visitada. El rabino Abba Mari fue uno de los protagonistas de la controversia sobre el lugar de los estudios filosóficos en el judaísmo, y en torno a la obra filosófica de Maimónides que tenía enconados opositores en Montpellier en ese momento.

En esa área vivieron grandes maestros. En Narbona la presencia judía es atestiguada desde  el siglo V. En el siglo siguiente, la situación de los Judíos se deterioró bajo el gobierno de  los reyes visigodos, pero luego Carlomagno les concedió privilegios, incluyendo el de tener campos heredados y tener su príncipe (Nassi).

La ciudad de Narbona tuvo un rol en la difusión de la Torá en el mundo judío. En Lunel  había una yeshivá en el siglo X que era muy importante en el estudio de la Torá y el pensamiento occidental (traducciones de obras científicas y filosóficas de Grecia y el Oriente). Otra yeshiva importante se encontraba en Posquières (actual Vauvert) desde la cual irradiaba la autoridad desde su erudición. Grandes maestros vivieron en la región, incluyendo: R ‘Mena’hem haMéïri en Perpignan y R’ Yédaya haPénini Béderchi en Béziers.

Los judíos de Montpellier han tenido un rol notable en la creación de la Facultad de Medicina y uno de ellos, fue uno de sus decanos en 1300). Makhir ibnTibon(1240-1308), trabajó en Montpellier conocido bajo el nombre de Don Profiat y ha sido el autor de un calendario que recibió alabanzas y elogios de Nicolas Copernico y Johannes Kepler.

Los judíos fueron llamados diez años después para ser expulsados nuevamente, más tarde entre 1322 y 1360. Su barrio ha sido muy codiciado en 1365; erigieron una nueva sinagoga en un vecindario menos seguro poco antes del exilio de 1394. El edicto de expulsión de 1394 pondrá fin a este fermento intelectual y económico, y se mantuvo en vigor hasta la revolución de 1789.

A partir del Siglo XVI los judíos se establecieron nuevamente en la región: son los primeros conversos judíos españoles que observan su religión en secreto. En 1680, los judíos fueron nuevamente expulsados ​​porque la corporación de mercaderes los rechazaban por la competencia que representaban: sus bienes fueron confiscados. En el siglo XVIII, nuevamente obtuvieron el derecho de comerciar en la ciudad.

La comunidad judía prácticamente se redujo a la nada durante la Segunda Guerra Mundial. No obstante hubo varios Justos entre las Naciones que salvaron la vida de los judíos franceses o extranjeros de la región. A fines de la década de 1950, existía en Montpellier una comunidad muy pequeña de judíos principalmente ashquenazíes, así como algunas familias de judíos que abandonaron Túnez después de la independencia de este país.

Con el agravamiento de la condición de los judíos argelinos y su llegada a Francia , algunos de ellos se establecieron establecieron en Montpellier y su región, renovando la población judía. Las condiciones de la presencia judía y la existencia de la universidad están condicionadas por la existencia de población musulmana hostil a la comunidad.

______________________________ ______________________________

GRAND TEMPLO MAGUELONE  MONTPELLIER (Francia)

Construída entre 1867 et 1870

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *