elebramos el día de AL-QUDS en las calles de Berlín y Londres

“DESTRUYAMOS AL ESTADO JUDÍO”

El 9 de junio, el día de Al-Quds se celebró en las calles de Berlín y Londres.

Es una celebración global creada en 1979 por el ayatolá Jomeini para exigir la destrucción definitiva del Estado judío. Esta marcha se organiza todos los años y, a pesar de contar con el apoyo de un grupo terrorista como Hezbollah, aún no ha sido prohibida en las dos principales ciudades europeas. No ha faltado el rechazo hacia estas manifestaciones. Como informaron  el Jerusalem Post y The Jewish Chronicle, las comunidades judías de hecho han expresado su indignación con contramanifestaciones y han pedido una ofensiva contra quienes propagan el antisemitismo invocando la eliminación de Israel y sus habitantes.

En Berlín se gritó  “Los sionistas son asesinos” En la capital alemana los manifestantes de SDE, los partidarios pro-palestinos y Hezbolá se manifestaron por las calles de la zona comercial, coreando consignas contra el Estado judío como  “sionistas son los perseguidores”  

Según la policía de Berlín, 1.600 manifestantes participaron en las protestas del día de al-Quds . La policía luego separó la contramanifestación organizada por cien partidarios de Israel. Además, en las multitudes de los desfiles del día de al-Quds se observaron signos que comparaban el sionismo con el nazismo, las banderas libanesas y las pancartas de los terroristas de Hezbolá. Según la inteligencia alemana, en Berlín hay 250 miembros de Hezbollah, un grupo armado libanés considerado una organización terrorista por  los Estados Unidos, la Liga Árabe, Canadá y los Países Bajos, con la excepción de Alemania.

En Londres, las banderas de Israel fueron quemadas: “Sionistas, tus días están contados” Incluso en la capital, se escenificó el mismo guión de las protestas de Berlín, pero con cierta tensión adicional. “Los sionistas tienen los días contados” y “Israel debe ser borrado del mapa” gritaban los participantes de la marcha del día de al-Quds, mientras las banderas amarillas de Hizbullah ondeaban a su lado, en las que se diseñó un rifle. Lideró la marcha Nazim Hussein Ali  un exponente islámico que acusó a los “sionistas” de provocar la tragedia de la Torre Grenfell. Un pequeño grupo de judíos ortodoxos se unió a la marcha contra Israel.

La comunidad judía de Londres y los activistas pro-israelíes organizaron una contra-protesta en la que cantaron el himno nacional israelí y la canción de Netta Barzilai, ganadora del último Festival de Eurovisión. La policía británica evitó los disturbios, creando una zona neutral entre los dos desfiles y dispersando a un grupo de activistas de extrema derecha que querían evitar la marcha del día de al-Quds.

El Reino Unido ha prohibido la organización terrorista Hezbolá, pero existe un vacío legal que permite a los seguidores del grupo libanés a revelar su ideología política. Por lo tanto, todos los años se permite a los miembros de Hezbolá desfilar por Londres gritando consignas de muerte contra Israel a pesar de que el alcalde de la capital inglesa, Sadiq Khan, ha expresado su voluntad de perseguir a los activistas libaneses.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *