HISTORIA DE LA SINAGOGA ARGENTINA

Principios de la vida judía en Argentina

Hace más de año y medio, al hacer aliá, elRabino Kreiman donó los álbumes que describen sus actividades, al Archivo Central del Pueblo Judío. que incluyen especialmente entrevistas, y fotos con dirigentes gubernamentales, sionistas y eclesásticos.
Falleció en el año 2014

Por Rabino Ángel Kreiman

Cuando nos referimos a la Génesis de la vida judía en Argentina, creo que todo tendría que empezar con Iom Kipur de 1860, en el ombú de la Recoleta, donde era costumbre que la gente fuera a leer, especialmente en primavera.

 Es ahí mismo que, cuando la Iglesia del Pilar tocaba las doce, y vale recordar que en esa época se almorzaba puntualmente a esa hora, toda la gente desaparecía porque se iba a comer. EseIom Kipur de 1860, una vez tocadas las campanas, repentinamente quedaron sólo dos personas, vestidos muy elegantemente, con sombreros de copas (llamados cilindros) y frac y que no se conocían entre sí.

Estas dos personas se habían quedado leyendo, y al verse mutuamente, se extrañaron de dicha situación. Y la sorpresa se hizo aun mayor cuando uno de ellos notó que el otro estaba leyendo el mismo majzor (libro ritual de oraciones para el año nuevo y día del perdón judíos) en francés, y se acercó.

 Uno era Henry Joseph y el otro era Louis Brie, dos judíos muy afrancesados, lo que en la Francia de Napoleón se dio en llamar “franceses de fe israelita o de fe mosaica” a raíz de las doce preguntas de Napoleón. Afrancesados en el sentido de que, como en todo país emancipado, el judío que pasó por el iluminismo se sentía integrado, mientras mantenía su identidad judía cultural o tradicional.

 La sociedad francesa era bastante asimilacionista; estos dos estaban casados con mujeres no judías. Uno vino para fabricar hierro para construcción y otro como asesor de guerra contra el Paraguay. Los dos, al día de hoy, están enterrados en el cementerio de Liniers. Y estos dos hombres finalmente se pusieron de acuerdo en que, al año siguiente, iban a conseguir otros ocho hombres para tener un minian.

Frente del templo de la Calle Libertad

Al año siguiente, Iom Kipur de 1861, consiguieron lo que se habían propuesto: el primer minian en esta tierra. En 1862 se produce el primer casamiento judío en Bs. As. Pero se encuentran con el problema del registro de dicho casamiento, porque todavía en nuestro país no existía separación entre Iglesia y Estado.

 Por lo tanto no había manera de registrar casamientos que no fuera en parroquias o iglesias (al igual que los nacimientos). Es entonces que deciden fundar juntos la Congregación Israelita de Buenos Aires (después devenida Congregación Israelita de la República Argentina), y consiguen de Zadok Kahn, que era el Gran Rabino de Francia, que reconozca a Henry Joseph como rabino de la Congregación Israelita de Bs. As., a pesar de no tener éste mucha preparación rabínica ni práctica religiosa, para poder él funcionar como el que registre este casamiento que se realizaba, como si fuese una parroquia judía.

Interior del Templo de la calle Libertad

Además de eso, se crea la dependencia del Consistoire Israelite de France (lo que vendría a ser la AMIA francesa, pero manejada por el rabinato francés), y con eso, una dependencia total respecto al registro de cada actividad judía en la ciudad del Concistorio. de este modo la Congregación Israelita pasa a ser una especie de sucursal de la sinagoga francesa, pero en Recoleta.  Con esto, podemos afirmar que la primera sinagoga constituida oficialmente en nuestra ciudad data de este año, 1862, comprando un terreno en la calle Artes 301 (hoy Carlos Pellegrini) y Sarmiento. Allí comienzan los servicios religiosos, con un estilo muy afrancesado.

 Un símbolo que después iría a llevar a la ruptura posterior en las relaciones con Francia es que Napoleón le empieza a imponer a todos los curas católicos, pastores protestantes y rabinos que sobre la sotana negra utilizaran una pechera blanca de broderie, y la obligación era usarla tanto dentro de la sinagoga como en las calles. Resalto esto porque después, en el año 1935, cuando el rabino

Cementerio Judío de La Tablada

Schlessinger empieza su actividad en la nueva sinagoga, el primer signo que se quita es la dependencia con Francia, que está dada por esa pechera blanca, cuando el rabino Schlessinger ya se adhiere a la Rabbinical Assembly en Nueva York y afilia a la Congregación Israelita de la República Argentina al Movimiento Conservador (United Sinagogue of America).

 Pero volviendo atrás, a fines de siglo XIX, más precisamente en 1894, el mismo Henry Joseph, ya consagrado como rabino de la ciudad, funda la Jevrá Kadishá, para empezar otros servicios.

Entre ellos se cuentan: la atención de los fallecidos, la visita a los enfermos y obras de acción social. Es entonces que compran un terreno en la calle Ombú 633 (después llamada Pasteur), pero todavía no cuentan con cementerio. En esa época se enterraba a los judíos en la parte de disidentes del cementerio de Chacarita, después devenido Cementerio Británico. Hay que tomar en cuenta aquí dos cosas: que en todo este sistema no entraba el judío de provincia (en las provincias del interior del país había otro tipo de vida judía, que estaba avanzando poco a poco); y paralelamente, empieza a llegar a nuestras costas una inmigración judía ni francesa ni alemana. Estamos hablando de un nuevo grupo de judíos oriundos de Rusia y Polonia.

Templo de la Calle Piedras
Comunidad judía Marroquí

Esta gente, llegada de estos dos países, no lograba integrarse e ingresar en la congregación por dos cosas: primero, por esa corriente asimilacionista de los franceses y alemanes; y segundo, por el tema sociocultural, en donde los francoalemanes eran tan aristocratizantes que no iban a permitir el ingreso de polacos y rusos a su entorno (así surgirá luego el Templo de Paso).Es en el año 1868 en que la congregación toma el nombre que mantiene hasta el día de hoy:Congregación Israelita de la República Argentina.

 El casamiento celebrado en ese mismo año se lleva a cabo entre Salomón y Elizabeth Leví, justo para la época en que Sarmiento era elegido presidente. En 1873, antes de fundar todavía la Jevrá Kadishá, la congregación empieza sus actividades de Tzedaká, con el nombre de Sociedad Israelita de Beneficencia, donde se alista a un grupo de damas para dichas tareas. En 1875 es cuando se inaugura el templo de la calle Artes 301. Ese mismo año llega al país una inmigración todavía anterior a los rusos-polacos, que funda el segundo templo de Bs. As., en la calle Piedras1164, que es la Congregación Israelita Latina, compuesta por judíos marroquíes.

Interior del Templo de la calle Piedras

La época de oro de esta comunidad fue durante los 30 años de Saadia Benzaquen, después profesor del Seminario Rabínico, que oficiaba en el Templo de la Congregación en Libertad cuando se enfermó el rabino Schlessinger, y que trajo como asistente a un joven rabino marroquí que había terminado en Inglaterra sus estudios, que es el rabino Salomón Ben Hamú, que después pasaría a ser el Gran Rabino de la Argentina.

 En 1877 el presidente de la CIRA solicita autorización para llevar registro de nacimientos, matrimonios y defunciones. En 1879 la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, autoriza a la CIRA a llevar ese registro, se asienta la primera anotación ese mismo año. Y también ese año la CIRA inicia la suscripción para adquirir terreno destinado a cementerio judío. Dado que no estaba permitido tener cementerios no cristianos dentro de la ciudad, Henry Joseph compra el primer terreno al cruzar el límite de la ciudad, en Rivadavia esquina Gral. Paz, hoy conocido como Cementerio de Liniers, que se funda en 1910, durante la celebración de la Revolución de Mayo. Después viene el quiebre en las relaciones con Francia, que ya mencionamos, en 1882. A pedido del presidente de CIRA, el Gran Rabino del Consistoire Zadok Kahn designa a Henry Joseph como Gran Rabino de la República Argentina (ya es un título más general, abarcativo de todo el país).En 1882 también la Congregación funda el Comité de Damas Israelitas y en 1885 se forma la Jevrá Kadishá para gestionar la adquisición de un cementerio.

 En 1886 el registro de la CIRA ya tenía anotados ocho matrimonios, veintiséis nacimientos y cinco fallecimientos, lo que denota una gran actividad comunitaria. En 1888 la CIRA le pide al intendente de Bs. As. Un sector de Chacarita para cultos no cristianos (llamado cementerio de disidentes) y también en 1888 llegan las primeras ocho familias de agricultores que van a las provincias.

En 1889 llega el Wesser, para tierras de Entre Ríos. A través de Henry Joseph, de CIRA, se les concede a los inmigrantes tierras en Monigotes y Moisesville (que sería la traducción de Kiriat Moshe) en la provincia de Santa Fe, adonde llega un colono con ordenación ortodoxa, Aarón Goldman, y es el primer rabino que oficia en Santa Fe. Este es el primer rabino real (con smijá) en Argentina. En 1890 ya hay judíos ingleses y españoles, que hacen un servicio religioso de Iom Kipur en el templo provisorio de la calle Moreno, y son los que van a fundar el templo de Piedras.

 En 1891 se funda la Congregación Israelita Latina (CIL), de judíos marroquíes. Ese año también empieza a haber un Talmud Torá para maestros, en idish, que después se llamo el Talmud Torá Harishoná y se transformó en el Colegio Dr. Hertzl. Así comienza la vida judía ortodoxa en el once. El presidente de la CIRA, Louis Brie, se transforma en el presidente de la Jevrá Kadishá, luego devenida en AMIA. En 1894 ya se funda, junto con la Jevrá Kadishá, la Organización Sionista Femenina Argentina (WIZO). El templo de Paso se hace en base a ese Talmud Torá Harishoná, y se funda en 1896. A esta altura ya existen judíos en Recoleta y Once, pero muy diferenciados, social, económica y culturalmente. Y por supuesto religiosamente.

 En 1897 se construye el primer Templo en la calle Libertad 785, del cual se conservan algunas cosas como pedestales y candelabros, sillones de Joseph y Brie y bancos que fueron llevados a la colonia Avigdor. Esa adquisición de terrenos en la calle Ombú 633 se compra en 1905. El rabinato francés manda al primer rabino no ortodoxo, Samuel Halphón, graduado en el Ecole Rabinic de Paris, con una formación occidental, en el año 1917, para ser el rabino de la CIRA.

 El rabino Halfón funda el Vaad Hajinuj Harashí (Comitee Central de Educación Israelita) para supervisar la red de educación en las escuelas de las colonias de las provincias del interior del país. Había colegios judíos en las colonias de las provincias, con 74 cursos con 2151 alumnos.

 Más tarde se trae a estos chicos, al terminar el secundario, para estudiar para Morim en el primer seminario de profesores judíos, llamado Majón Lelimudei Haiaadut, en la calle San Salvador. Aquí comienza la diferencia y tensión entre el judaísmo ortodoxo y el no ortodoxo, donde ya contamos con un rabino liberal occidental, Henry Joseph, y un Majón Lelimudei Haiaadut por un lado y un Talmud Torá Harishoná y el Templo de Paso y el rabino del Dr. Hertzl, David Itzjak Mahler (llegado en 1923).

 A esto se le agrega una inmigración judía árabe, llegada de Siria y Líbano, que funda su sinagoga, Asociación Unión Israelita Sefardí Or Torá, en la calle Brandsen, con Alberto Cohen a la cabeza. También se funda, en 1920, la Congregación Israelita de Beneficencia y Culto Iesod Hadaat, en la calle Lavalle. Para esta época sigue a cargo de la Congregación Israelita el Gran Rabino Samuel Halphón.

 Vale recordar que el título de Gran Rabino lo otorga primeramente Napoleón al rabino principal de cada ciudad, y además se cuenta con un Gran Rabino de Francia, que centraliza a todos los demás rabinos del consistorio. Entonces Halphón es reconocido por Francia como Gran Rabino de la República Argentina. En 1927 ya se fusionan el Talmud Torá Harishoná y la escuela Dr. Hertzl y forman lo que hoy se conoce como la Asociación Israelita de Beneficencia y Culto Gran Templo, que construye el Templo de Paso, inaugurado en 1931 (el Templo actual).El templo de Piedras se había inaugurado en 1923.

 La CIRA construye en 1900 el Hospital Israelita original, y en 1928 se construye el edificio que hoy conocemos. El actual Templo de Libertad fue inaugurado en 1932.

 En 1935 el Gran Rabino Halfón pide un rabino más para la Congregación Israelita, que fuera rabino para la juventud y director de los cursos israelitas de los profesores para los cursos israelitas para las colonias (Majón Lelimudei Haieduim) y mandan, desde el Seminario Teológico Judío de Breslau, a un suizo llamado Guillermo Schlessinger, recién ordenado. Es traído y recomendado por la familia Mirelman, oriundos de Saint Gallen (Suiza), que conocían al padre de dicho rabino, Emile Schlessinger.

 Traen a este joven doctorado en ciencias económicas y en filosofía y ordenado en el Seminario Teológico. Aquí se casa con la alemana Erna Cohen en primeras nupcias y, a su muerte, con la portuguesa Débora Levi en segundas. Respecto al diálogo interreligioso en Bs. As., ya en el año 1934, antes de que llegara Schlessinger, el Cardenal Berdie visita a Halfón en la congregación, y en nombre del comité contra el antisemitismo hacen una declaración de lucha de la iglesia contra el surgimiento del antisemitismo de Europa que se registraban en nuestra ciudad.

 En 1936 los judíos más ortodoxos, Templo Paso y Dr. Hertzl, adquieren otro terreno aparte para enterrar a sus muertos, algo más tradicional. Estamos hablando del Cementerio de la Tablada. Se funda una editorial en 1936 para difundir libros judíos en castellano no ortodoxos, en manos de José Mirelman y Máximo Iagupsky (este último intelectual judío, que después se hace traductor de la primera edición del sidur de la congregación, publicado por la JCA) que era director del Majón de maestros. Schlessinger primero llega como comisionado para inspeccionar las escuelas de las colonias, y luego asume en 1937 como Gran Rabino de la CIRA, cuando Halphón se enferma y vuelve a Paris, donde permanece hasta 1971, año de su deceso. Esa fue la etapa de oro del judaísmo liberal en Argentina pre Marshal Meyer.

 La CIRA se desafrancesa, no solo por la pechera blanca, sino por su afiliación a la United Sinagogue of America y la pertenencia de Schlessinger a la Rabbinical Assembly de América.

 El rabino Fritz Steinthal, del Seminario de Berlín, es el primer rabino alemán en Argentina y llega en 1937, fundando el Culto Israelita de Belgrano (Sinagoga Leo Baeck de la calle Vidal 2049), sinagoga reformista, aunque su observancia personal era muy estricta. Tanto CIRA como Vidal tenían órgano y coro mixto (hombres, mujeres, judíos y no judíos). Pero las prédicas en CIRA eran en Castellano y en Vidal eran en Alemán. Cabe destacar que el rabino Steinthal es de la generación anterior a la de Schlessinger; es decir, llego un año después, pero era mayor en edad.

Lo destaco porque su compañero, el rabino Winter, se fue a EEUU a trabajar, y luego su hijo fue rabino de Cochabamba y Montevideo y su nieto Alfredo se convirtió en uno de los primeros alumnos del Seminario Rabínico Latinoamericano. Es importante entender las generaciones de rabinos, al igual que en el Talmud, para comprender las épocas.

 Por ejemplo, el compañero de Schlesinger en Breslau, era el padre de Ismar Shorsh, quien fuera Rector del JTS hasta 2007. Empieza a haber en 1937 judíos italianos, con su propio rito y estilo.

 Uno de los primeros inmigrantes de esta nacionalidad fue el famoso Rodolfo Mondolfo, historiador de filosofía, que ejerce varias cátedras en la UBA, y que va a dar origen a una sinagoga de habla española y rito italiano, en la calle Olleros, y es la comunidad Chalom, y luego va a depender de la Comunidad de Camargo.

 Hoy en Chalom la mayoría son judíos italianos y griegos. De ahí en más viene la otra inmigración alemana, la de 1939, escapando del nazismo.

Artículo enviado por Marcelo Yarconi desde Israel

One comment

  • Una historia muy interesante y necesaria para conocer y comprender la historia de los judios en Argentina, sus templos, sus rabinos y sus tradiciones.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *