Paseando por el patrimonio judío de New York / El pasado secreto judío de Harlem

milim228-06Para quienes van a Nueva York y se interesan por su pasado judío deben saber que una parte de él se halla en Harlem. Si un domingo se pasea por la Avenida Lennox, se puede escuchar un apasionado góspel al pasar por el Mt. Olivet Church, pero si se mira hacia arriba, pueden verse sobre las imponentes columnas griegas,Estrellas de David.  Esta fue una antigua sinagoga construida en 1907, pero su congregación se trasladó en 1920 a otro edificio en el Upper West Side. 

Harlem está llena de símbolos judíos, restos de tiempos idos, si solo se sabe dónde mirar.La esquina de Mount Neboh Baptist Church, en la 114 th Street y Adam Clayton Powell Jr. Boulevard, tiene inscripto el año judío 5668.  El enorme templo bautista sobre West 116th, tiene Estrellas de David situadas arriba en los rincones de las esquinas.

milim228-07La Iglesia The Salvation and Deliverance Church fue una vez una Sinagoga Institucional. La primera Sinagoga Ortodoxa que también ofreció servicios recreativos, conocida como “el shil con la pileta” fue la primera sinagoga en tratar de atraer a los judíos al judaísmo ofreciendo otros atractivos, diciendo “vendrán a jugar, se quedarán a rezar” era una especie de mantra.

Harlem fue una de las primeras comunidades que abordaron activamente la cuestión de cómo trasmitir la continuidad del judaísmo a los hijos de los inmigrantes  en un entorno en el que se asimilaban rápidamente”  señala Jeffrey Gurock, profesor de Historia de los Judíos en la Universidad de Yeshiva y autor del libro que se publicará próximamente: “Los judíos de Harlem: el auge, decadencia y renacimiento de una comunidad judía urbana“

milim228-08Gurock ha dedicado décadas al estudio de la historia judía de Harlem, ignorada y a menudo pasada por alto.. “Siempre recibo una actitud muy bienvenida por parte de los líderes de las iglesias de Harlem, cuando les hablo de los resultados de mi investigación”, dice.

En 1900, después de Cracovia y el Lower East Side, Harlem era la mayor comunidad judía del mundo, con 180.000 judíos que construyeron su hogar en el norte de Manhattan según Gurock.,

milim228-09La comunidad estaba integrada por la segunda generación de judíos alemanes, hijos de inmigrantes que habían nacido en los Estados Unidos, la mayoría de esas familias que habían crecido en el Lower East Side. Sin embargo, optaron por huir de la afluencia de los judíos religiosos de Europa Oriental. No se sentían identificados con la “Cultura Idishkait’ “Allí, comenzó a florecer una pequeña Jerusalén, el Círculo de Obreros de Harlem, un yeshivá de Talmud Torá, carnicerías kosher, las Grandes tiendas Blumstein. Un teatro de ópera (dirigido por Oscar Hammerstein I, un judío alemán y miembro del Templo Israel), muy  popular entre los judíos venidos de Berlín y Viena, ofrecían espectáculos de Shakespeare y óperas junto con espectáculos más populares.

milim228-10Con el tiempo, la calle 125 se convertiría en la pequeña zona de los teatros. También allí vivieron Harry Houdini y Richard Rodgers, otros judíos famosos.

El teatro más famoso de ellos fue el Apollo Theater, de estilo neoclásico que abrió sus puertas en 1914 a la comunidad negra. Desde su inauguración este teatro tuvo un rol protagónico en el surgimiento del jazz, swing, bebop, R&B, gospel, blues, y del soul — todos géneros musicales básicamente norteamericanos. Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Billie Holiday, Sammy Davis Jr., James Brown, Bill Cosby, Gladys Knight, Luther Vandross, D’Angelo, Lauryn Hill, y muchos otros comenzaron su camino al estrellato en el escenario del Apollo.

Y al igual que en otros enclaves judíos, los conflictos sociales también surgieron en Harlem. Cuando se produjeron las huelgas de alquileres y de compras a las carnicerías en el Lower East Side, luego de diez días, también los judíos de Harlem estaban fuera en las calles. Una vez, las amas de casa judías se encadenaron a las vías del tren elevado, negándose a ceder hasta que bajara el precio de los pollos kosher…!

milim228-11

Volver al Milim Nº228 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *