Radio SEFARAD de España . Prof. Alicia Benmergui

 

El Evangelio según San Pablo relata en Hechos el viaje que hizo Pablo a Grecia a catequizar a los judíos; en ellos nos habla de su estancia en varias ciudades griegas, Salónica, entre ellas, donde predicaba en las sinagogas a los judíos, a los que llamaba a la conversión.

La historia nos cuenta que los judíos llegaron allí en el siglo VI a.e.c., a lo que es hoy territorio griego, instalándose en las proximidades del mar. A fines del siglo XV otros judíos llegaron desde España y Portugal. También vivieron allí los judíos romaniotas, que hablaban el greco-judío y los judíos ashkenazíes de habla idish, llegados de Bizancio o de más allá del Danubio en épocas de persecuciones judías en Europa, entre los siglos XI y XIV. Los turcos conquistaron Salónica por primera vez en el 1349; permitieron a los judíos recién llegados— «Portuguezim», los que venían de Portugal, y «Sefaradim», los llegados desde España — asentarse en sus ciudades, comerciar, abrir sus mercados, construir sus sinagogas y, en definitiva, sentirse ciudadanos de una sociedad absolutamente tolerante hacia las otras confesiones religiosas.

Más tarde, y después de una serie de reveses en los Balcanes, los turcos se instalarían en Salónica definitivamente en el año 1430: una presencia turca que duraría hasta la Primera Guerra Balcánica (en 1912). En el siglo XV los turcos forzaron el traslado masivo, como lo hicieron en diversas oportunidades, de los judíos de Salónica a Estambul. Sólo a fines de ese siglo se reconstituyó la comunidad con la llegada de judíos ashkenazíes y principalmente con judíos provenientes de España y Portugal. Como estos fueron los más numerosos, impusieron su propia modalidad de estilo social y religiosamente.

 Salónica económicamente era (y es) un enclave muy importante porque era el cruce y el punto que unía las rutas marítimas y terrestres septentrional, oriental y occidental de Europa

MILÍM: LA HISTORIA DE LAS DIÁSPORAS, CON ALICIA BENMERGUI

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *